Home

Bienvenidos al portal virtual de Santuarios de la Región Metropolitana.

Te invitamos a visitarlos individualmente o a través de alguno de los siguientes recorridos temáticos:

Síguenos en nuestras redes sociales

Comunicaciones Arzobispado de Santiago

Las circunstancias especiales nos han obligado a vivir la cuaresma de modo distinto. Y ahora nos invitan a preparar, con el Espíritu Santo y con nuestros presbíteros, diáconos, religiosos y religiosas, y con los fieles de nuestras comunidades la “Semana Santa 2020”.

Son varios los párrocos que preguntan inquietos si hay indicaciones para preparar la celebración de la Semana Santa. Me alegra comprobar el interés que manifiestan por cómo coordinar del mejor modo, con fervor y frutos, los cul- tos estos días santos. Hemos recibido de la Sagrada Congregación del Culto Divino y de la Disciplina de los Sacramentos el Decreto Prot 153/20 “En tiempo de Covid-19”, de fecha 19 de marzo. Siguieron el 154/20 del 25 de marzo y la nota 154/20 del 26 de marzo del 2020. Buscando el bien de los fieles, y después de consultar con varios presbíteros, les envío la siguientes Disposiciones. Rece por mí; rezaré por usted y a cada uno le deseo, junto a Jesús Crucificado y junto a Jesús Resucitado las bendiciones pascuales. La Virgen María nos proteja.

 

+ Celestino Aós Braco OFMCap.

Arzobispo de Santiago de Chile

 

Descargar Documento Acá:

Disposiciones Semana Santa 2020

 

La Oficina de Prensa de la Santa Sede ha dado a conocer el Decreto «En tiempo de Covid-19 (II)» que actualiza indicaciones para la Semana Santa y Pascua considerado la rápida evolución de la pandemia del Covid-19 y teniendo en cuenta las observaciones recibidas desde diversas Conferencias Episcopales.

Considerado la rápida evolución de la pandemia del Covid-19 y teniendo en cuenta las observaciones recibidas de las Conferencias Episcopales, esta Congregación ofrece una actualización de las indicaciones generales y de las sugerencias ya dadas a los Obispos en el anterior decreto del 19 de marzo de 2020.

Dado que la fecha de la Pascua no puede ser trasladada, en los países afectados por la enfermedad, donde se han previsto restricciones sobre las reuniones y la movilidad de las personas, los Obispos y los presbíteros celebren los ritos de la Semana Santa sin la presencia del pueblo y en un lugar adecuado, evitando la concelebración y omitiendo el saludo de paz.

Los fieles sean avisados de la hora del inicio de las celebraciones, de modo que puedan unirse en oración desde sus propias casas. Podrán ser de gran ayuda los medios de comunicación telemática en directo, no grabados. En todo caso, es importante dedicar un tiempo oportuno a la oración, valorando, sobre todo, la Liturgia Horarum.

Las Conferencias Episcopales y cada una de las diócesis no dejen de ofrecer subsidios para ayudar en la oración familiar y personal.

1.- Domingo de Ramos. La Conmemoración de la Entrada del Señor en Jerusalén se celebre en el interior del edificio sagrado; en las iglesias catedrales se adopte la segunda forma prevista del Misal Romano; en las iglesias parroquiales y en los demás lugares, la tercera.

2.- Misa crismal. Valorando la situación concreta en los diversos países, las Conferencias Episcopales podrán dar indicaciones sobre un posible traslado a otra fecha.

3.- Jueves Santo. Se omita el lavatorio de los pies, que ya es facultativo. Al final de la Misa en la Cena del Señor, se omita también la procesión y el Santísimo Sacramento se reserve en el sagrario. En este día, se concede excepcionalmente a los presbíteros la facultad de celebrar la Misa, sin la presencia del pueblo, en lugar adecuado.

4.- Viernes Santo. En la oración universal, los Obispos se encargarán de preparar una especial intención por los que se encuentran en situación de peligro, los enfermos, los difuntos (cf. Missale Romanum). La adoración de la Cruz con el beso se limite solo al celebrante.

5.- Vigilia Pascual. Se celebre solo en las iglesias catedrales y parroquiales. Para la liturgia bautismal, se mantenga solo la renovación de las promesas bautismales (cf. Missale Romanum).
Para los seminarios, las residencias sacerdotales, los monasterios y las comunidades religiosas se atengan a las indicaciones del presente Decreto.

Las expresiones de piedad popular y las procesiones que enriquecen los días de la Semana Santa y del Triduo Pascual, a juicio del Obispo diocesano podrán ser trasladadas a otros días convenientes, por ejemplo, el 14 y 15 de septiembre.

De mandato Summi Pontificis pro hoc tantum anno 2020.

En la Sede de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, a 25 de marzo de 2020, solemnidad de la Anunciación del Señor.

Robert Card. Sarah
Prefecto

+Arthur Roche
Arzobispo Secretario

 

DESCARGAR DECRETO ACÁ :

Decreto Congregación para el Culto Divino y Disciplina Sacramentos para Semana Santa y Pascua

 

 

Fuente: Comunicaciones CECH

Siguiendo los protocolos recomendados por las autoridades sanitarias, 18 comedores asociados a la Vicaría de Pastoral Social Caritas continúan entregando raciones de alimentos a quienes más lo necesitan.

Revisa acá el mapa de los comedores habilitados:

El Arzobispo de Santiago invita a mantenerse en la fe y oración, ya sea de manera personal o en familia, ante la pandemia del Coronavirus.

 

«Invito a las parroquias y templos católicos a que el próximo domingo 22 de marzo, al mediodía, hagan sonar las campanas. Las campanas nos llaman para que nos unamos en oración». Con esta invitación, Celestino Aós, Arzobispo de Santiago, anima a seguir combatiendo en la fe, la difícil situación que vive gran parte del mundo.

Fuente: Iglesia de Santiago

www.iglesiadesantiago.cl

Siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias para contribuir a la protección de la salud pública del país, el Arzobispado de Santiago actualiza y profundiza sus medidas de precaución que regirán para toda la arquidiócesis, por el tiempo que se mantenga la crisis, para evitar el contagio de Coronavirus, contribuir al bien común y cumplir con nuestra tarea evangelizadora.

Medidas vigentes del Arzobispado de Santiago:

  1. Misa diaria y dominical: Profundizando la medida ya tomada hace unos días, y a causa de la situación totalmente excepcional, hemos tomado la decisión que desde hoy, jueves 19 de marzo, quedan suspendidas todas las celebraciones públicas de la Eucaristía con participación regular de fieles; también las dominicales. Esta medida se mantendrá mientras dure la crisis.
  1. Precepto dominical: Reiteramos que todos los fieles de nuestra Arquidiócesis de Santiago están dispensados del precepto dominical mientras dure la actual situación.
  1. Participación en misa desde los hogares: Animamos vivamente a los fieles a que participen de la Santa Misa por radio, televisión o internet. También los invitamos a hacer la comunión espiritual, especialmente el domingo, como medio de santificación y de comunión eclesial. Recomendamos además leer el Evangelio diario, para alimentarnos con el Pan de la Palabra.
  1. Apoyo para orar en casa: La Vicaría de Pastoral ofrecerá subsidios para ayudarnos a vivir el domingo, para hacer la comunión espiritual, para acrecentar la oración y renovarnos en la piedad. También se pondrán a disposición diversos medios de comunicación digital que ofrecen la Santa Misa diaria, el rezo del Rosario y meditaciones, que nos pueden ayudar a vivir unidos al Señor en este tiempo de tribulación. Todos estos medios están disponibles en www.iglesiadesantiago.cl.
  1. Misa diaria de sacerdotes: Se pide a los sacerdotes que, en la celebración diaria de la eucaristía sin presencia regular de fieles, incluyan peticiones por los fallecidos, enfermos y sus familias, y también por los profesionales sanitarios comprometidos a salvaguardar el bien común.
  1. Puertas abiertas y opción por los pobres: Se invita a tener abiertas las Iglesias para que todos los fieles que lo deseen puedan orar personalmente y para que se atienda a las personas que, por razones de fuerza mayor, lo requieran. Se pide a los sacerdotes estar especialmente disponibles para atender a los enfermos, haciéndolo con prudencia, siguiendo el protocolo establecido por la Arquidiócesis (ver en www.iglesiadesantiago.cl) para evitar ser agentes de contagio. También se invita a las comunidades a estar atentas ante las necesidades de los más vulnerables, que serán especialmente afectados con esta pandemia.
  1. Bautizos y matrimonios: En cuanto a los bautizos y matrimonios programados, si no se pueden postergar, pedimos que se realicen en grupos pequeños y siguiendo las directrices de las autoridades sanitarias. Los que no estén programados, solicitamos que se pospongan hasta superar esta crisis.
  1. Velatorios y responsos: En relación a los velorios invitamos a las Iglesias a seguir prestando este servicio con acogida y disposición. También pedimos que los responsos se celebren de una manera simplificada y en grupos pequeños, siempre en diálogo con las familias, proponiéndoles hacer la misa de funeral cuando la situación se normalice.
  1. Otros sacramentos: En todos los demás sacramentos, se pide a los ministros aplicar la prudencia pastoral, siempre en contacto con los fieles y proponiendo, cuando sea posible, celebrarlos más adelante.
  1. Catequesis y otros: Están suspendidas todas las catequesis presenciales. También están suspendidas las charlas, encuentros formativos, conciertos, conferencias o eventos presenciales en templos y dependencias diocesanas. Esto no obsta que, con creatividad pastoral, se puedan hacer vía on line retiros, catequesis y otras instancias de formación.
  1. Atención de los fieles: Se pide a las parroquias y demás espacios eclesiales procurar mantener la atención de los fieles a través de teléfono u otros medios digitales.
  1. Atención del Arzobispado: A contar del jueves 19 de marzo, el Arzobispado de Santiago, sus vicarías, direcciones y unidades pastorales se encuentran atendiendo en la modalidad online; vía email, teléfono, Whatsapp y videoconferencia, entre otros. Ver más información en www.iglesiadesantiago.cl.
  1. Respetar las disposiciones de las autoridades: Nuevamente pedimos a todos seguir rigurosamente las indicaciones que nos vaya dando el Ministerio de Salud para hacer frente a esta crisis sanitaria. Respecto a situaciones o consultas específicas para celebraciones en templos o santuarios, les pedimos consultar al mail comunicaciones@iglesiadesantiago.cl.
  1. La arquidiócesis irá actualizando su información en la medida que se requiera.                                      Animamos vivamente a todos los fieles católicos y personas de buena voluntad a unirnos en la oración para pedir al Señor por los enfermos, por sus familias, por el personal sanitario y por el pronto término de esta pandemia.

 

Pongámonos bajo la protección de la Santísima Virgen orando:

“Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos con la voluntad del Padre y a hacer lo que nos diga Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios. No desoigas nuestras súplicas, que estamos en la prueba, y líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita. Amén”.

 

+ Cristián Roncagliolo Pacheco

    Vicario General

    Arzobispado de Santiago