Home

Bienvenidos al portal virtual de Santuarios de la Región Metropolitana, un lugar donde encontrarás toda la información actualizada de los diferentes y originales templos, abiertos durante todo año,  para todas las personas que buscan una experiencia profunda de fe, cultura y patrimonio.

Te invitamos a visitarlos individualmente o a través de alguno de los siguientes recorridos temáticos:

Síguenos en nuestras redes sociales

Programa JUNIO 2019

Estas son unas celebraciones de orden religiosos y cultural introducidas por los portugueses en el 1500, los cuales la celebraban con motivo del solsticio de verano, con el cristianismo tomó un tinte religioso celebrándose a San Antonio, San Juan y San Pedro; con la inserción de la cultura Afro-descendiente y la cultura indígena ya presente, ésta celebración pasó hacer parte del interés de todo el país. Su contexto es netamente rural recordando los campesinos y agricultores, para lo que los participantes se caracterizan de ropas que asemejan a los campesinos de las zonas. Las personas comparten comidas típicas, muchas de ellas a base de maíz y bailan al son de la quadrilha; al parecer esta danza tiene su origen en los bailes de salón francés y de las grandes elites, que con el tiempo se fue popularizando y se mezcló con costumbres de campo.

En Chile esta es una celebración que reúne a la gran mayoría de la comunidad brasilera, quienes  se prepararan durante todo un año para el mes de junio y tener lista la comida, la animación, la música y ambientación del lugar, que son primordiales para recrear el ambiente apropiado de una fiesta junina. 

La imagen es una devoción mariana tanto del mundo católico como ortodoxo, la virgen hace parte de una tradición de Creta que es venerada a partir del siglo XV en Roma, y llevada por misioneros redentoristas a distintas partes de américa en tiempos de la conquista.

Para el año de 1993 se celebró el centenario de dicho milagro y de la protección de Virgen María al pueblo haitiano; para lo cual el Papa Juan Pablo II visitó la isla para celebrar y seguir encomendando al país bajo la protección y amparo de la Virgen del Perpetuo Socorro. Los 27 de junio la comunidad católica del Haití celebra a su patrona con la Eucaristía, donde debe estar presente la alegría que se transmite a través de los cantos y las danzas eucarísticas.

Sucedió un 30 de junio de 1985, con una estatua de la Madre de Dios, que pertenecía a una Señora llamada Hong-Sung, Nacida en el año 1947. Hong se casó con Julio King quien trabajaba en el departamento de agricultura y tuvieron 4 hijos. Ella comenzó a enfermar y pasó un largo periodo de sufrimiento, dolor y muchas operaciones a consecuencia de un cáncer. Un día su esposo llega a casa y la invita a la iglesia Católica para que viera a un sacerdote, al verlo Hong le pregunta:- ¿Por qué tengo que beber esta copa amarga?- ¿Qué hice para merecerlo, Si había vivido una vida honrada?-, a lo que el sacerdote respondió: Señora usted está recibiendo gracia por medio de su cuerpo, que ni yo siendo sacerdote las he recibido. Entendió que el Espíritu Santo estaba trabajando en ella y fue así como comenzaron a convertirse al Catolicismo y desde ahí comenzaron sus revelaciones que se intensificaron cada día más, tanto que en una oportunidad oyó la voz del señor diciendo: “Hija Dios ha trabajado en el corazón de su sierva”, ella aceptó que Dios la usara de acuerdo a su voluntad.

Julia tras convertirse en Católica llevó a su casa una imagen de la virgen, esta imagen comenzó a llorar lágrimas y lágrimas de sangre humana. Según se cuenta esto ocurrió unas 700 veces, desde su cabeza, a la altura de la corona de la imagen, brotaba una fragante esencia oleosa esto ocurrió en el año 1992.

Julia recibió revelaciones de parte de la virgen. Los mensajes que transmiten constituyen una revelación acompañada por verdaderos milagros. Ella recibió en varias oportunidades los estigmas de Cristo y hasta en una de sus visiones descubrió una fuente de agua con propiedades inexplicables.

Julia ha estado participando en los sufrimientos del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de la Madre Bendita, causados por los pecados cometidos en contra de los niños en el mundo, Julia King ha estado pidiendo más dolores a fin de practicar la caridad y ha estado viviendo una vida consagrada a la abnegación en sí misma de pobreza y sacrificio.