Santuarios Históricos

Los Santuarios, junto con ayudarnos a vivir la presencia de Dios en la tierra, son también lugares ideales para conocer parte importante de nuestra historia.

Es así como podemos descubrir aquellas primeras congregaciones que se establecieron en nuestro territorio y que dieron vida a la época colonial, evocar pasajes heroicos de nuestra independencia, indagar en el proceso de construcción de nuestra ciudad, admirar la obra y vida de personajes que marcaron nuestra vida social, recordar eventos significativos como terremotos, guerras, conmemoraciones, etc.

Es por ello que los invitamos a recorrer aquellos Santuarios más antiguos, anteriores o cercanos al año 1900, y que seguros los sorprenderán.  

En el centro de Santiago, en la basílica de la Merced,  se venera a la Virgen María bajo esa advocación. Este título y esta  devoción llegaron a Chile con los religiosos mercedarios que trajeron la imagen que todavía preside el altar de la basílica. Esta fue la segunda imagen de la Virgen que llegó al país; la primera, de la Virgen del Socorro, la trajo Pedro de Valdivia.

Más información aquí.

 

Fr. Gil González de San Nicolás funda este convento el 16 de Noviembre de 1557 en unos terrenos donados por D. Pedro de Mesa, Gobernador de Chile. Desde su fundación, la orden ha construido en estos cuatro siglos, 4 templos de Santo Domingo en la manzana donde hoy está ubicada la actual, que data de 1747.

Más información aquí.

Este lugar de veneración de la Virgen del Carmen está ubicado en la comuna de Maipú. Su origen se remonta a la promesa que hicieron los habitantes de Santiago en la Catedral de la ciudad, el 14 de marzo de 1818, de construir un templo dedicado a la Virgen del Carmen en el lugar donde se consiguiera la independencia de Chile. Esto ocurrió el 5 de abril en la Batalla de Maipú.

Más información aquí.

En la Recoleta Franciscana, templo ubicado el inicio de la Av. Recoleta, en Santiago de Chile, se venera la memoria del Siervo de Dios Andrés Filomeno García Acosta, conocido como Fray Andresito. Fue un laico profeso de la Orden de los Frailes Menores (franciscanos), nacido en Ampuyenta, en la isla de Fuerteventura (Islas Canarias), el 10 de enero de 1800.

Más información aquí.

El Santuario a María Santísima es el lugar desde donde la Santísima Virgen entrega el carisma del servicio fraterno hacia los adultos mayores de los Hogares de Fundación Las Rosas. Asimismo acompaña Ella en su historia de salvación a las personas mayores que peregrinan al Santuario y entrega la gracia de envejecer siendo “pilares fuertes de la fe evangélica, custodios de los nobles ideales, hogareños, tesoros vivos de sólidas tradiciones religiosas” (S.S. Benedicto XVI). 

Más información aquí.

San Judas Tadeo es venerado en la Basílica del Corazón de María, cuya nave derecha es presidida por la imagen del santo. Esta fue traída desde España en 1871 y bendecida el 5 de diciembre de 1911. Judas Tadeo, uno de los doce apóstoles de Jesús, es conocido como patrono de las causas imposibles, junto con Santa Rita de Casia.

Más información aquí.

Terminada la Guerra del Pacífico, en 1883, se inauguró este templo en agradecimiento por la finalización de ese conflicto bélico. Su nombre original fue “Gratitud Nacional al Sagrado Corazón de Jesús”. Hasta 1901 reposaron allí los cuerpos de varios héroes de esa guerra y los corazones de los héroes de la  Batalla de la Concepción. En noviembre de 1891, los Salesianos  se hicieron cargo de esta iglesia.

Más información aquí.

La Virgen María, bajo la advocación de la Inmaculada Concepción, se aparece a Bernardette Soubirous el 11 de febrero de 1858 en la gruta Massabielle en Lourdes, Francia. Fueron varias apariciones y en una de ella, la Virgen pide que se construya una capilla. Estas manifestaciones causaron gran impacto y la gruta pasó a ser un lugar de peregrinaje. El Vaticano las reconoce en 1862.

Más información aquí.

En la parte más alta del cerro San Cristóbal, casi en el centro de Santiago, se levanta este santuario dedicado a la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Dominando la ciudad, se alza la estatua de la Virgen, de 14 metros, sobre un pedestal 8,30 metros, bajo el cual hay una pequeña capilla. Desde esta imagen, el 1 de abril de 1987, S.S. Juan Pablo II bendijo la ciudad de Santiago de Chile.

Más información aquí.

El templo del Santuario Inmaculada Concepción de la comuna de San Ramón fue construido por el arquitecto Ignacio Cremonesi entre los años 1902 y 1949. Aún sin terminar fue inaugurado en 1908 dedicado a la Virgen del Carmen. En 1911 se cambia el nombre de la iglesia a la “Inmaculada Concepción”. En 1989 pasa a ser “Santuario”.

Más información aquí.