Motokeros peregrinan al Templo Votivo

Para celebrar el “Día Nacional del Motokero chileno” (DNMC), sobre mil Motokeros peregrinaron este sábado 9 de marzo hasta el Santuario Nacional de Maipú, iniciaron su día de celebración con una Oración por los miembros fallecidos en el último año. El encuentro comienzó a las 9.30 hrs. en la Explanada del Santuario, en Maipú. La organización del evento estimó que se reunieron unos 1.200 Motokeros para participar en la 11° Caravana que se dirigió hasta Buin, donde se realizó la gran celebración de su día, acompañados de sus familiares y amigos y compartirán en un gran campamento hasta la tarde del domingo.

¿Por qué se reunirán en el Templo Votivo de Maipú?
Porque conforman una comunidad presente en muchos lugares del país y este es un Santuario Nacional. Además, “el equipo DNMC-2019 ha considerado los sensibles fallecimientos de motoqueros que, sin lugar a dudas, han enlutado a nuestra Comunidad. Es por esta razón que el lugar de junta de este año 2019 fue el Templo Votivo de Maipú, lugar donde se realizó una liturgia en memoria de todos los motoqueros caídos y se realizó una bendición a nuestras tan adoradas motos.”
Congregados en la explanada del Santuario se realizó la oración por los motokeros caídos, para colocar en las manos del Señor Jesucristo y de la Virgen del Carmen su descanso eterno confiando a “todos aquellos motokeros que ya partieron a la ruta celestial”.
Luego, con la bendición de sus “tan adoradas motos” se dio la partida a la 11° Gran Caravana de Motokeros chilenos en dirección a Buin, donde realizaron la celebración de su día, mostrando “a todo Chile que unidos los motokeros rugimos fuerte.”
Así se hace visible una comunidad que busca vivir su originalidad en la cercanía de Dios. La Iglesia sale a su encuentro y los acoge como lo dice en Aparecida: “La fe nos enseña que Dios vive en la ciudad, en medio de sus alegrías, anhelos y esperanzas, como también en sus dolores y sufrimientos…» (Aparecida 514). Por eso crea «servicios especiales que respondan a las diferentes actividades propias de la ciudad: trabajo, ocio, deportes, turismo, arte, etc…». (Aparecida 518)